Lun07282014

Last update03:18:27

Back Home

Trauma Medular

EFECTOS BENEFICOS DEL JUGO ******* (Garcinia mangostana) EN UN CASO CLÍNICO CON EVENTOS SECUNDARIOS A UN TRAUMA MEDULAR

 

PACIENTE: “DUQUE”
RAZA: DOBERMAN
SEXO: MACHO
EDAD: 2 AÑOS
COLOR: SEPIA

HISTORIA CLINICA

Esta paciente llegó a la clínica por problema de miembros anteriores, el propietario lo llevó a correr a “ La Marquesa” como generalmente acostumbraba , y comenzó a notar que Duque estaba caminando con las patas anteriores rígidas, no había flexión o había muy poca en las articulaciones del codo y de carpos en ambos miembros, no notó dolor porque el animal corría sin resistencia, y con la energía característica de “Duque”.

El lunes siguiente lo traslado a la clínica para revisión, en dicha consulta efectivamente pudimos constatar que había rigidez en los miembros posteriores, a la auscultación también se pudo detectar dolor en el cuello en extensión y flexión y sensibilidad disminuida en los 4 miembros.

Se decidió hacer estudio radiográfico para examinar columna vertebral a nivel de cervicales,

Con la placa se pudo establecer un diagnóstico presuntivo, ya que se observaba compresión medular en vértebras cervicales, que por la raza y edad del paciente eran lesiones relacionadas con una enfermedad congénita, conocida como Síndrome de Woobler, el caso se remitió con médicos especialistas en ortopedia, los cuales realizaron una resonancia magnética con la cual se confirmó el diagnóstico, el perro fue sometido después de esto a cirugía en la cual se descomprimió la médula en la zona afectada y se dió estabilidad cervical a través de una placa de acero. El perro tuvo un periodo postoperatorio de 1 mes en promedio durante el cual se mantuvo con collarín cervical blando, con tratamiento médico de desinflamatorios esteroidales, y antibióticos, con este procedimiento si se logró parar el avance de la enfermedad pero el perro quedó con secuelas de movimiento (descoordinación al caminar, encorvamiento en la columna, y apoyo inverso de las falanges al caminar, pérdida por completo del control de su espacio), signos cutáneos como irritación de la piel, enrrojecimiento y ataques de hipersensibilidad en la piel que lo descontrolaban a grado de caer al suelo repentinamente) sus evacuaciones de excremento nunca son sólidas y dificultad para la ganancia de peso.

Ya ningún procedimiento médico mejoró su situación y meses después apareció una fístula en el cuello por la cual puede drenar sangre, pus o sanguasa que no ha logrado cicatrizar con nada.

Esta situación ha persistido por ya más de un año.

Nosotros tuvimos el primer contacto con la información Médica de ******* el 15 de enero del 2008, y al momento de saber que las xantonas del jugo tenían poder neuroprotector nos interesó mucho el producto como opción de suplementación para “Duque”.

Cuando oímos el reporte de resultados de investigación hecha en la Facultad de química de la UNAM por el Dr. Pedraza Chaverri, en el cual mencionaba, que habían encontrado que tanto la cáscara del mangostán como el jugo *******, son capaces de neutralizar diversas especies tóxicas para nuestras células entre ellas podemos citar al peroxinitrito, el cual sabemos es uno de los compuestos que se liberan cuando hay un trauma medular.

Y además que habían demostrado en cultivos granulares de neuronas de cerebelo que el jugo ******* tiene propiedades neuroprotectoras cuando estas neuronas son incubadas en el laboratorio con el agente neurotóxico ácido 3- nitropropionico.

Gracias a toda esta información decidimos comenzar a darle ******* a “duque” apartir del 16 de enero del 2008, con una dosis de 2 onzas al día.

La primer semana de administración del jugo, Duque tuvo una pequeña descompensación su temperatura corporal fácilmente bajaba y su piel empezó a tener mucha resequedad y caida de pelo excesiva.

Apartir de la segunda semana desaparecieron poco a poco estos signos, y empezó a realizar movimientos corporales con mayor facilidad y soltura.

Apartir de la 3er. Semana Duque tiene un apetito voraz y a consecuencia de esto poco a poco esta logrando ganar poco peso, mejorando la calidad de su piel y pelo.

En el primer mes del tratramiento Duque logró disminuir sus ataques de hipersensibilidad nocturnos de 8 ataques en promedio por noche a 3 por noche, y ahora ya puede acostarse sin perder el equilibrio ni provocarse lesiones por ello.

A la fecha “duque” cada día tiene mayor movimiento, ya controla su espacio, sube escaleras sin resistencia y puede esquivar objetos a su paso cosa que no podía, ya casi desaparecen por completo sus cuadros de hipersensibilidad y sus evacuaciones de excremento están logrando ser sólidas cada día más.